7/24/2010

Lo Nuestro: Cándido Flamenco

Don Cándido Flamenco nació en el Oratorio de Concepción, departamento de Cuscatlán, el 24 de julio de 1889. Desde pequeño demostró aptitudes musicales. Estudió música en el Colegio Divino Salvador patrocinado por el Arzobispado de San Salvador. A los 18 años es nombrado maestro de capilla y enviado a la catedral de San José, Costa Rica. Años más tarde es trasladado a ciudad de Guatemala hasta 1919, año en que regresó a trabajar a El Salvador como profesor de educación musical y como maestro de coro de la iglesia El Rosario.

Se desempeño de docente en la Escuela Normal de Varones, Institutos Nacionales y muchos colegios privados.

Murió el 5 de enero de 1972.

A Cándido Flamenco se le conoce como "el maestro del folclor" pues, además de dedicarse a la enseñanza escolar y a componer música folclórica, su dedicación al arte lo llevó a buscar la perfección musical fuera de nuestras fronteras. Como testigos de su trabajo hay más de cincuenta partituras musicales impresas a mano, con tinta y pluma, que hoy lucen amarillentas por el paso de los años, las cuales representan más de cuarenta años de carrera docente para motivar en sus alumnos el gusto por la música folclórica.

Durante los años 30s del siglo pasado, don Cándido cultivó amistad con Pancho Lara, la cual se tradujo en un equipo que compuso muchas obras. Otra de las amistades del maestro fue la que cultivó con la reconocida bailarina Morena Celarié, quien mostró una gran admiración por su trabajo.

La más famosa de sus composiciones fue "La Suaca", de la cual Morena Celarié creó la coreografía en su escuela de danza.

"La Suaca" fue bailada por primera vez en Costa Rica en 1948 por sus alumnos. Fue tanta la aceptación que el gobierno de la república se mostró verdaderamente interesado en el trabajo de ambos artistas.

En 1955 fue presentada una moción a la Asamblea Legislativa tendiente a reconocer a "La Suaca" como la danza nacional de El Salvador..., pero la moción no llegó a materializarse.



Más Información en CUSCATLÁN

Tamen
.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Van a disculpar pero esa musica y esos bailes a mi no me gustan, me suenan como a sumusion o seya como que los inditos no podiyan otra cosa que bailarle a los patrones esas cosas.
Lo pior que me enojo mas cuando salen con machetes o cumas, nombre como que si el indito nacio solo para usar esos instrumentos de labor en el campo, pero como desde chikito le van metiendo a uno eso, hay ta que en los actos salen de inditos bailando esas cosas.
La cumbia hubieran dejado de musica nacional, ya ese musicon ya pasa, tenemos a los negritos ay nomas en gringolandia, ellos se quejaban con el Blues o el Jazz esa era su musica revolucionaria, puta hoy en la actualidad esos dos generos musicales son de lo mejor.
Pero en el jalvador ni para eso salimos regulares, hay unas canciones folkloricas que dan meyo, hasta filo le sacan a los machetes en el suelo, puta ya con dos que tres adentro peligroso macheteya a algun chero que este de miron.
Bueno eso pienso ayo, espero no haber ofendido a naide.

Anónimo dijo...

Desde que se menciona el nombre del artista, ya no esta considerado como Folclor. Eso nos decia el profesor Marin en la primaria.

- Hildardo Antonio.

Tamen dijo...

Anónimo 8:07 pm... hay para todos los gustos hermano, y los gustos cambian con las circunstancias,como pasó conmigo, a mi tampoco me gustaba esa onda de las inditas con los vestidos largos sin enseñar nada, yo quería ver piernas, culo, chiches, como las gringas, para mi, cuando vivía en el terruño, eso era arte... lo mismo los poemas de Espino, poemas culerones, a mi no me gustaban para nada... eso no era folclore... pero luego fui madurando, comprendiendo, poniendo atención y estando a 2 mil millas del terruño las cosas cambiaron... hoy me gustan y las disfruto, siempre respetando los gustos de los demás.

Anónimo 9:50 am fijate que tenés razón lo folclórico nace del mero seno del pueblo ancestral, no se sabe quien lo inició, pero todo mundo lo hace y sigue... de allí vienen intérpretes de ese folclor, gente con talento que enmaraña el folclor tradicional con creaciones propias y de allí que tanta gente nuestra como Flamenco, Pancho Lara, Celarié...etc. se les llama a sus creaciones "folclóricas".. así entiendo yo el volado.

Saludos!